Una de Coles!!

Crucíferas
Personalmente soy muy fan de este grupo de verduras, que son toda la variedad de coles como las de Bruselas, la lombarda, el romanesco, el brócoli, la kale… y además la rúcula, los berros, la mostaza, los rábanos… Aportan vitaminas beneficiosas para la piel, desinflaman, son anticancerígenas, antioxidantes y limpian el organismo.
También tenemos la opción de probar las semillas germinadas, riquísimas y altamente nutritivas, ya que concentran todo el poder de la planta en su interior. Hay que consumirlas crudas, pues pierden sus valiosas propiedades si las cocinamos.
Este grupo de vegetales debería estar presente en nuestras comidas ya que nos ayudan a mantenernos saludables.
Las tenemos de cocinar al vapor, que nos queden al dente, para prevenir los gases que puedan ocasionar y asimilar mejor todo su potencial vitamínico. También se pueden cocinar con semillas carminativas como el comino, grano de hinojo, coriandro y el anís verde, que además de aportarnos sabor nos ayudan a que la digestión sea más liviana.
También se pueden degustar crudas, por ejemplo en un delicioso cous-cous hecho con las inflorescencias de la coliflor ralladas con un rallador fino (si tenemos un procesador de alimentos, iremos más rápido en obtener nuestro falso cous-cous.) y unas tiras finas de zanahoria, calabacín y nabo. Para hacer las tiras nos será de gran ayuda una mandolina. Y unos guisantes del Maresme, que ahora es temporada, para aportar proteína, color y sabor a nuestro plato crudi-vegano.
Seguidamente aliñamos con una mezcla de sal del Himalaya, cúrcuma en polvo, pimienta y aceite de oliva virgen. Y dejamos reposar una media hora para que los sabores del aliño impregnen los vegetales.
El aliño puede ser totalmente a nuestro gusto, podemos poner la mezcla de especies marroquí Raz-el-Hanout, cayena, pimentón de la Vera…. El aliño tiene de recordar el sabor del cous-cous para que así el trampantojo sea más real.
También podemos hacernos un delicioso zumo détox a base de kale, pepino, jengibre, hierba de trigo y chrorela.

Nueva Sección!!

A partir de hoy tenemos la suerte de contar, con los sabios consejos de una nueva colaboradora que nos va a hablar de nutrición y de alimentos saludables.

Muchos mes preguntáis sobre qué poder comer, qué alimentos nos ayudan ante una inflamación, retención de líquidos… Sé que es un tema que a todos nos interesa cada vez más.

Por ello ahora todas esas dudas y preguntas que os surgen, las vamos a compartir con Elisabeth Robles.
Os dejo su primer artículo: Las Solanáceas

Elisabet Robles, chef vegana y educadora social. Me gusta definirme como una alquimista del siglo XXI. Transformándome a mí misma, a los alimentos y a los habitantes del mundo, con Amor y respeto.
Las Solanáceas.
Hoy voy a hablaros de un grupo de verduras que deberíamos consumir con moderación. Se trata de las Solanáceas, y estas son: las patatas, los tomates, los pimientos y las berenjenas.
A este grupo también pertenecen un tipo de plantas altamente tóxicas como son: el beleño, la belladona y el estramonio.
Nuestras muy conocidas patatas, tomates, pimientos y berenjenas tienen un componente, la solanina que no es muy saludable. Evidentemente para intoxicarse se deberían comer grandes cantidades, pero al ser unas verduras muy corrientes y presentes en la mayoría de restaurantes y casas particulares, considero interesante tenerlo en cuenta.
Des de la perspectiva macrobiótica no se recomienda abusar de estos vegetales, entre otros motivos porque acidifican el organismo, y en un medio ácido proliferan las bacterias nocivas.
Son unas verduras con tendencia a inflamar y no es nada recomendable su consumo en personas que sufran enfermedades de tipo reumatoide, artríticas y autoinmunes o cualquier tipo de dolencia donde haya inflamación y dolor.
Actualmente está muy de moda la comida cruda o cocinada a una temperatura no superior a los 40ºC por su mayor aporte nutricional, pero no se os ocurra comer la berenjena ni la patata cruda. Estas deberán cocinarse siempre, por su toxicidad.
También debemos tener en cuenta la sensibilidad y tolerancia individual a este grupo de vegetales.
No quiero alarmaros con este apunte, pensad que todos los alimentos son buenos consumidos con moderación. El agua, tan beneficiosa, puede ser fatal si bebemos grandes dosis en un día.
Me he decidido a escribir estas líneas porque al seguir una dieta vegana, si voy a comer en restaurantes, digamos “no-vegan friendly” las opciones vegetales que tienen suelen ser de este grupo de verduras.
¿Qué os parece, vais a probar los beneficios de consumir otro tipo de verduras?
¿Es posible moderar el consumo de las deliciosas patatas en las mil y una formas de prepararlas?
Como substituto de la patata, os propongo la yuca, el tupinambo, el apionabo y el colirrábano que además es anticancerígeno.
Muchas gracias por vuestra atención. Si tenéis cualquier duda o pregunta, podéis contactar conmigo en:
lismialqui@gmail.com